Zenith Academy Christophe Colomb Hurricane

Hace un par de días sobre la sencillez extrema del novedoso movimiento automático de Swatch. Hoy, damos un giro de 180º para irnos al extremo opuesto. Un reloj de pulsera mecánico construido para alcanzar la precisión más absoluta en la medición del tiempo.

El reloj con complicaciones

Hace unos días presentábamos lo que supone comprar relojes de pulsera “sencillos” que nos den la hora o relojes a los que se les añaden más y más funciones, nuevos movimientos, que suponen un reto tecnológico de precisión sin igual.

Calendarios, calendarios perpetuos, cronógrafos, la lucha continua para desafiar las leyes de la física… un sin fin de mejoras y añadidos que cuestan años de investigación, patentes, mucho dinero que al final dan como resultado maravillas relojeras que podemos aquirir por más o menos precio, aunque todos sabemos que a más complicaciones y más precisión, más tenemos que desembolsar.

Dentro del mundo relojero existen también galardones y premios al diseño, innovación etc. Es como los Oscars de la relojería. Entre ellos está el Gran Premio de relojería de Ginebra en la categoría Relojes con complicaciones y lo ganó la casa Zenith con su sistema de control de gravedad. Más adelante te contamos en qué consiste. Este sistema lo monta el nuevo Zenith Academy Christophe Colomb Hurricane. Y pensarás: madre mía que nombre! Pues cuando veas cómo y por qué esta hecho te parecerá hasta corto.

Zenith Academy Christophe Colomb Hurricane

En este caso Zenith no ha querido dotar al reloj de pulsera de precisos cronógrafos, calendarios perpetuos o elementos accesorios. Han querido buscar la precisión absoluta, como lo llevan buscando durante toda su trayectoria histórica en la relojería. Como datos generales podemos decir que Zenith tiene más de 300 patentes y fueron los primeros en conseguir un cronógrafo automático con una frecuencia de 36.000 alternancias por hora en el año 1969 con su movimiento patentado “El Primero”.

El reto de semejante reloj es conseguir paliar o anular 3 de las grandes quimeras de la relojería.

  • Medición del tiempo preciso. (36.000 alternancias/hora)
  • Pérdida de isocronismo en el movimiento oscilante, es decir, mantener las oscilaciones lo más constante posible sea cual sea la reserva de carga restante lo que se traduce en una mayor precisión en la medición del tiempo.
  • Compensar el efecto de la gravedad (existe el mecanismo tourbillon pero este reloj ha innovado en este aspecto)

Medición precisa del tiempo

Para la medición del tiempo preciso Zenith ha evolucionado sus movimientos consiguiendo tener a día de hoy más de 600 movimientos fabricados íntegramente en la factoría Zenith. Desde el primer calibre conógrafo de 36.000 alternancias /hora, han sido galardonados con más de 2.300 premios que dan cuenta de la precisión conseguida en los movimientos de cada reloj que crean. De esta evolución se beneficia la joyita que presentamos hoy al estar dotado de un movimiento heredado de la experiencia de la casa y compuesto por 354 componentes nada más y nada menos llamado El Primero 8805, Manual

Mitigar la pérdida de isocronismo

Todo reloj mecánico tiene un ideal para la medición precisa del tiempo, el isocronismo. Alcanzar eso, es alcanzar la precisión absoluta en la medición del tiempo y si nos ponemos quisquillosos, ni el reloj atómico puede hacerlo ya que por muy preciso que sea siempre tendrá un desfase de unos pocos segundos, aunque sean divididos en miles de años. Por ello la relojería siempre intenta paliar la pérdida de isocronismo y los relojes automáticos con más razón por la complejidad de su funcinamiento.

Para ello, el Zenith ha montado en este reloj el sistema Huso-cadena que consigue una fuerza constante de transmisión durante toda la marcha de la carga sea cual sea la reserva. Con este sistema consiguen paliar la pérdida de isocronismo de una forma admirable. El sistema de huso ya se utilizaba en relojes de hace unos cuantos siglos para regular la fuerza motriz y que las oscilaciones se mantuvieran lo más constantes posibles. El reto no es conseguir esto, sino hacerlo en los 45 mm de esfera que componen un reloj de pulsera.

Zenith Academy Christophe Colomb Hurricane detalle huso cadena montado Zenith Academy Christophe Colomb Hurricane

La cadena mide 18 cm y está compuesta por 585 componentes ella sola, capaces de aguantar una tensión de 3kg. Con este sistema conseguimos una reserva de 50 horas que además está indicada en la esfera cual medidor de batería se tratara. Una de las cosas más sorprendentes de este reloj sea quizá que la hora en sí misma pasa a estar en segundo planto teniendo en cuenta la maravillosa maquinaria que se muestra en la esfera.

Compensar el efecto de la gravedad

Por último nos queda tratar el tema control de la gravedad, un logro de la relojería, premiado y reconocido inspirado en las antiguas brújulas de navegación. Como recordaremos, estas brújulas conseguían mantener la posición de horizontalidad lo más perfecta posible, pese al vaivén del barco para medir el rumbo con la mayor exactitud posible. Bien, pues en esto está pensado este sistema de Zenith. Partiendo de que el movimiento del escape es más preciso en posición horizontal y es cuando la fuerza gravitatoria ejerce menos perturbaciones, en Zenith pensaron en dichas brújulas  y en los cronómetros marinos de alta precisión para crear este sistema compuesto por 173 piezas nada más y nada menos. 173 piezas sólo para mitigar el efecto que tiene la gravedad en la medición del tiempo. Ahora el nombre de Christophe Colomb suena mejor ¿eh?

Este sistema requiere de crear una bóveda de zafiro embebida dentro de la esfera del mismo material, que permite el movimiento giroscópico del conjunto para mantenerse horizontal, sea cual sea la posición del reloj, consiguiendo así que el escape siempre esté en posición horizontal. Verlo es un deleite para la vista así que al final os dejamos un par de videos. El primero, en el que la casa zenith muestra y despieza virtualmente el reloj para verlo con gran detalle. El segundo, para ver cómo realmente el sistema funciona a la perfección en la realidad.

Zenith Academy Christophe Colomb Hurricane

Los números y características finales de este Zenith

  • Funciones: Hora, minutos, segundos.
  • Movimiento: El Primero 8805, Manual (354 componentes).
  • Frecuencia: 36.000 alternancias / hora (5Hz).
  • Reserva de la marcha: 50 horas.
  • Transmisión: huso-cadena.
  • Módulo control autorregulado giroscópico del escape (173 componentes).
  • Estanqueidad: 3 atm.
  • Cristal fondo y jaula del módulo giroscópico elaborados en zafiro antirreflectante.
  • Esfera elaborada a mano en oro guilloché.
  • Agujas: acero.
  • Cierre: triple desplegable de oro de 18 quilates.
  • Correa: de piel de caimán.
  • Unidades: Serie limitada a 25 unidades.
  • Precio: Alrededor de 200.000 €. Si tienes dinero como para gastarte esto en un reloj no te importará que sean 20.000 arriba o abajo.

Video del sistema de control de gravedad de un reloj anterior: El Zenith Christophe Colomb

Otros relojes Zenith

Aunque sabemos que los relojes Zenith no están a la altura de todo el mundo, ponemos esta lista casi a modo de curiosidad, porque no hay muchos que estén por debajo de 1.000 €. Al menos en esta lista, que engloba los 5 más vendidos (con actualización diaria), no.

¡Hasta la próxima!

Vota este artículo