mikrogirder 2000

Tag Heuer Mikrogirder 2000

Hace a penas una semana contábamos la maravilla tecnológica que Tag Heuer creó en 2011 que le valió el gran premio de Ginebra por ser el primer cronógrafo automático capaz de medir la milésima de segundo. Sólo un año después Tag Heuer lo jubila por este otro. El Mikrogirder 2000

Si pensabas que el Mikrotimer flying 1000 era imposible de batir…. te equivocabas. 

Si ya has leído el post del Tag Heur mikrotimer flying 1000 (el de la foto de aquí abajo) puedes continuar leyendo. Si no es así te recomiendo que lo leas primero antes de lo que te voy a contar.

mikrotimer flying 1000
Para saber de qué estamos hablando hemos de comparar los datos ténicos de un cronógrafo suizo “normal” y el Mikrotimer flying 1000 para empezar:

Los cronógrafos normales tienen una frecuencia de 4Hz (28.000 alternancias/hora). Algunos presumen de 5Hz (36.000 alternancias/hora) denominados “high speed” o “high beat”. Otros incluso, como algún cronómetro de la casa Breguet se atreve con los 10Hz ( 72.000 alternancias/hora). Son datos muy muy respetables.

¿Pero qué significan estas alternancias? De una forma sencilla, si un reloj es de 5Hz consta de 36.000 alternancias / hora lo que significa que la aguja del segundero irá dando “saltitos” a razón dde 36.000 por hora, es decir 10 por segundo. Con lo cual tiene la precisión de medir 1/10 seg o la décima de segundo.

El Mikrotimer flying 1000

En 2011 Tag Heuer, presentó su Mikrotimer flying 1000. No sólo no querían superar estas marcas si no que querían pulverizarlas, y lo consiguieron. Ni más ni menos que ¡500Hz! Eso supone que el mecanismo debe dar 3.600.000 alternancias / hora lo que quiere decir que la aguja que cronometra da ¡1000 saltitos cada segundo! Así es, cronógrafo automático totalmente mecánico capaz de medir la milésima de segundo. Impresiona ¿eh? Simplemente imagina cómo tiene que ir la maquinaria interna de semejante obra de ingeniería.

Y llegó el Mikrogirder 2000

Bien, pues aún dejando boquiabierto al mundo de la relojería en 2011, se ve que no tenían suficiente. Querían más, mucho mucho más. Y no han tardado más que un año en darle la jubilación anticipada al Mikrotimer flying 1000 creando el Tag Heuer Mikrogirder 2000. Una auténtica bestia de la precisión.

mikrogirder 2000 2
Sí. Como lo estás viendo. Mikrogirder 2000 no es su nombre porque sí. Han conseguido duplicar la precisión del modelo anterior en sólo un año. Esto quiere decir que si el Mikrotimer 1000 era capaz de medir la milésima, el Mikrogirder 2000 “sencillamente” divide la milésima de segundo por 2. Así de claro. Y ¿qué significa eso?

Cada segundo el mecanismo oscila 2.000 veces por lo que la aguja que mide esa fracción de tiempo, da 2000 saltitos de esos que comentábamos consiguiendo dar 20 vueltas completas a la esfera cada segundo.

Si los cronógrafos de 5Hz en adelante se consideran High speed, entonces ¿cómo llamamos al Mikrogirder 2000 que va a 1.000Hz!? 1.000 Hz son 7.200.000 alternancias /hora. Sin duda algo que se escapa de nuestras mentes. Me puedo imaginar ver oscilar un mecanismo mecánico 10 veces por segundo pero 2.000 veces por segundo se escapa de la comprensión normal de mi cabeza.

Para conseguir esto en un reloj han tenido que reinventar los mecanismos comunes de un cronógrafo. Tal y como se concibe un cronógrafo “al uso” es imposible físicamente llegar a esas frecuencias. El Mikrotimer 1000 eliminó el volante de inercia. El Mikrogirder 2000 no tiene ni volante de inercia ni escape. Dos piezas fundamentales en un cronógrafo normal. ¿Entonces cómo lo han hecho?

mikrogirder 2000
En este caso Tag Heuer ha innovado creando un brazo que mueve un oscilador lineal en un ángulo muy pequeño consiguiendo ser prácticamente inmune a la gravedad y consiguiendo llegar a rozar el isocronismo perfecto.
Del precio no hablamos. Simplemente hay que ver el video, dejarse llevar y maravillarse con semejante maquinaria.