mikrotimer flying 1000

Mikrotimer flying 1000. Hasta la milésima

Hoy, en comprar relojes online os traemos un reloj de pulsera dudosa funcionalidad pero que demuestra las cotas a las que puede llegar la mecánica relojera a día de hoy. Nunca habrías imaginado un reloj así pero Tag Heuer lo creó hace dos años mostrando de lo que son capaces. 

Cuando se habla de relojería, se habla de tiempo y la precisión es algo implícito en esta ciencia. Desde el primer reloj solar, hasta el reloj atómico, la relojería ha buscado siempre la extrema precisión y la fiabilidad en la mecánica de forma que la teoría de la relatividad sea una broma de mal gusto. Un segundo, es un segundo, desde la primera a la última milésima. Y de eso hablamos hoy, de milésismas.

Llegó un momento en la historia del reloj de pulsera, en el que dar la hora no era suficiente. Se quería medir el tiempo desde un momento A hasta un momento B, y nació el cronómetro o cronógrafo. La obsesión de las marcas desde ese instante ha sido obtener precisión y más precisión y más y más y más. Se empezó midiendo el segundo. Entonces hubo quien dijo que había que ir a más y medir la décima de segundo.

Llegó el momento en que la mecánica y la ingeniería permitió medir incluso la centésima. Pero entonces se llegó a lo inimaginable. ¿Sería posible crear un reloj mecánico que midiera la milésima de segundo con absoluta precisión?. Piensa bien lo que estoy diciendo. Mira el segundero de tu reloj de pulsera y dime si es posible separar ese lapso de tiempo entre un tic y un tac en nada menos que mil veces. Tag Heuer lo consiguió en 2011 con un reloj de esos que no verás en tu relojería más cercana nunca. Es un “Concept chronograph” que simplemente demuestra las capacidades de la marca. El Mikrotimer Flying 1000. Dicho esto, comprar relojes de este tipo sólo queda al alcance de muy muy pocos. Contados con los dedos de las manos. Y sí, lo que estabas pensando como imposible, realmente no lo es. Hablamos de un cronógrafo con capacidad de medir la milésima de segundo. Los datos son escalofriantes:

  • 125 veces más rápido que cualquier cronógrafo
  • 10 veces más rápido el Mikrograph creado por la marca con capacidad de medir la centésima
  • Él solito ostenta el poseer una mecánica única con 11 patentes.
  • ¡La frecuencia de alternancia es de 3.600.000 “latidos” por hora!

mikrotimer flying 1000

No hay capacidad humana para imaginarse como se mueve por dentro cuando está en funcionamiento. Evidentemente no es un reloj con el que se pueda medir algo con precisión porque el lapso humano de reflejo a la hora de activar o parar un cronómetro de forma manual, es de más de una décima, por lo que sobra decir que este reloj, es simplemente un alarde de capacidades y tecnología. Además, no me quiero imaginar el desgaste de piezas a las que puede estar sometida semejante maquinaria. ¡Habrá que pasar por taller una vez al mes para cambiar la “caja de cambios” y el aceite del motor! 😉

No dejéis de ver el video promocional porque es impresionante. Pone los pelos de punta.

¡Un saludo! Nos vemos en la siguiente entrada aquí, ¡en comprar relojes online!