El reloj más clásico de Invicta

La marca Invicta posee una colección de relojes con una relación calidad-precio muy sugerente. Relojes que no tienen nada que envidiar a modelos de mayor coste con un diseño a su nivel. Esta vez te presentamos el reloj Invicta 8926 y te invitamos a conocerlo.

No sabemos si conoces algún modelo de esta marca que cada día tiene un sitio más importante en el competitivo mundo de los relojes, pero sus modelos siempre introducen algún motivo que lo hace destacar del resto: un detalle, un pequeño gesto que permite reconocer a ese reloj de entre los demás, por ejemplo, es muy común que los relojes Invicta tengan las ruedas para ajustar los relojes a la izquierda en vez de a la derecha.

Invicta 8926

Un clásico en todos los aspectos…

En este caso, nos encontramos frente a un reloj que deja atrás cualquier toque distintivo apostando por un modelo totalmente clásico en cuanto a diseño pero con un movimiento totalmente automático –motivo que lo hace particular de entre los demás-.

Como no podía ser de otra forma, este reloj de hombre posee una esfera totalmente circular y de grandes dimensiones, 40 milímetros de diámetro, haciendo que tome el protagonismo que precisa en tu muñeca. Protegida bajo un cristal mineral, se sitúa una pantalla analógica donde no existe la numeración de las horas; una serie de figuras geométricas sencillas definen las distintas franjas horarias y se reservan los únicos números para la señalización de los minutos a lo largo de su bisel.

Funciones y elementos totalmente básicos y clásicos que junto a los toques singulares de la marca Invicta hace en sus modelos te hagan preguntarte ¿por qué no todos los relojes son como el Invicta 8926?

…incluso en el material

Los materiales continúan esta línea clásica: acero inoxidable en la caja que se extiende a lo largo de toda la correa para que exista una continuidad entre caja y pulsera.

Los materiales se muestran tan y como son en la mayoría del reloj: un gris característico del acero inoxidable reina en la pulsera y se hace presente en la caja e incluso se ve inmerso en la pantalla con un uso muy puntual y preciso del mismo en los motivos de la numeración, división horaria, la propia marca del reloj y las manecillas. El único color que altera al gris en el negro, haciendo que esa alteración se convierta en una conversación con un diálogo coherente donde no se entienda el uno sin el otro.

Invicta 8926

Es TU reloj

Un reloj de hombre apto para el día a día, para tus reuniones más importantes y para las citas más imprescindibles. No te decimos que podría ser tu compañero diario habitual sino de DEBE serlo porque todo lo que te proporciona es exitoso. Puede que lo catalogues dentro de los relojes baratos, o puede que no, pero lo que es seguro es que el reloj Invicta 8926 es una inversión totalmente necesaria que debes hacer ya mismo.

Por eso te decimos que no lo dudes ni un segundo más y te hagas con este fantástico reloj Invicta 8926 de la forma más sencilla:

comprar aqui el reloj

Puede que al leer el principio de esta entrada, te haya generado dudas o interés por el toque tan particular del que te hemos de los relojes Invicta. Te invitamos también a que observes detenidamente todos los modelos que tenemos para ti aquí.

Un saludo.