El Big Ben. ¿La nueva torre de Pisa?

El Big Ben se inclina poco a poco

Hoy en Comprar relojes online no vamos a analizar un marca o un reloj en concreto. En estos días de agosto en los que reinan las vacaciones, uno de los destinos europeos es Londres. Por eso, hay datos que debes conocer del símbolo más emblemático de la capital británica. El Big Ben.

Datos curiosos del Big Ben

Como todos sabemos es el reloj de 4 caras más grandes del mundo y posiblemente el más famoso de de la historia de la relojería monumental. Hay que ser conscientes de que el mecanismo mueve simultáneamente las cuatro esferas que lo conforman para dar a conocer la hora a todo Londres.

La campana que da nombre a la torre (Big Ben) se debe a su creador, Benajamin Hall y originalmente pesaba 16 toneladas aunque en una prueba de sonido se rompió y Benjamin tuvo que refundirla haciendo la actual campana con un peso nada despreciable de 13 toneladas.

El reloj se ha parado en alguna que otra ocasión por inclemencias climáticas, guerras y una rotura del mecanismo en 1976 quee dejó el reloj sin funcionar 9 meses aproximadamente. A pesar de la rotura, la parada que más se recuerda, quizá por simpática, es la de Nochevieja de 1962 en la que los británicos celebraron el Año Nuevo 10 minutos tarde por la gran cantidad de nieve acumulada en las agujas que impidió que el reloj marcara fielmente la hora.

campana big ben

Mecanismo del Big Ben

En Comprar relojes online nos interesamos por los relojes pero hay una parte que dedicamos siempre a los mecanismos, tanto modernos como antiguos, de pequeños relojes de pulsera como de grandes monumentos y no podemos pasar por alto el funcionamiento de este magnífico reloj.

Está considerado como el mecanismo relojero basado en un péndulo más preciso que existe. La afamada puntualidad inglesa requería de un reloj que no defraudara en su funcionamiento y el horólogo Deninson, su creador, tuvo tiempo (hasta que se completó la torre) de crear un sistema de escape por gravedad con un péndulo aislado de las inclemencias climáticas (viento sobre todo) para una precisión imposible para la época. Lo curioso del sistema, es que el reloj del Big Ben es ajustable con una precisión impresionante. El péndulo hace una semioscilación cada 2 segundos. Las oscilaciones de un péndulo dependen del peso del mismo y de la longitud de la varilla. Cuanto más larga sea la varilla, más tiempo tarda en hacer el recorrido completo. Para regular esto, se ideó un sistema basado en colocar o quitar peniques. Sí sí. Como lo estás oyendo. El penique inglés es el encargado de regular dicho mecanismo. Añadir o quitar un penique varía la oscilación del péndulo 0,4 segundos por día aproximadamente. De esta forma se consigue ajustar la precisión del reloj. Este mecanismo en pleno S.XIX resultó ser un hito de la horología y hoy sigue manteniendo ese prestigio.

mecanismo big ben

No es sólo el péndulo el que oscila

Y aquí viene la curiosidad que da nombre al título de esta entrada. La torre del reloj está inclinada. Y cada vez parece que lo hace más y más. Existe una comisión investigando la forma de abordar dicha inclinación pero lo cierto es que va en aumento y no solo la torre. El parlamento también tiene los cimientos algo hundidos hacia el río Támesis. Según las estimaciones oficiales de hace año y medio, la punta de la torre del reloj está desviada 43 cm, lo que supone una inclinación ya se puede apreciar a simple vista desde el puente. Se calcula que que se va inclinando a un ritmo medio de 0,9 mm por año.

Uno de los motivos de tal hundimiento, se debe a las obras y ampliaciones de las líneas de metro que pasan cerca. Es una cosa que siempre me planteo de las grandes ciudades. Si hiciéramos un corte a la ciudad para ver el subsuelo nos daríamos cuenta que entre el alcantarillado y las líneas de metro, el subsuelo que pisamos todos los días, realmente parece un queso Gruyere. Parece ser entonces que el Big Ben es una de las víctimas de este agujereado del subsuelo.

Si queremos ver el Big Ben debemos ser residentes del Reino Unido así que la posbilidad que nos queda es la visita virtual que está disposición de cualquier internauta.

Nos vemos pronto en Comprar relojes online.